Este verano… que no te piquen las garrapatas

Los ixodoideos conocidos vulgarmente como garrapatas, son artrópodos de la superfamilia de los ácaros. Son ectoparásitos hematófagos, es decir, parásitos externos que se alimentan de sangre de animales vertebrados de sangre caliente como perros, gatos, ovejas, cabras, conejos, caballos, ciervos, roedores , aves, reptiles o humanos y que, en algunos casos, son vectores de numerosas enfermedades infecciosas. Suelen habitar el suelo de las zonas donde hay plantas y arbustos o zonas boscosas, y se pegan a los animales o a las personas cuando pasan cerca de su hábitat, adhiriéndose a la piel de su huésped. Una vez en el huésped, trepan hasta encontrar una zona adecuada, se enganchan a la piel por medio de sus mandíbulas y comienzan a succionar sangre.

Su mordedura es molesta, produce irritación y dolor, pero el riesgo más importante es que puede transmitir enfermedades ya que actúan como vectores de multitud de enfermedades sistémicas graves para el hombre, como la fiebre botonosa o exantemática mediterránea y  la rickettsiosis, la fiebre hemorrágica de Crimea Congo y la enfermedad de Lyme. Otras menos frecuentes son la anaplasmosis humana o la babesiosis, y de forma esporádica  la tularemia. Normalmente, para que las garrapatas sean capaces de transmitir a hombres y animales los agentes nocivos que portan, necesitan estar en el huésped unas 24 horas.

Los síntomas después de la picadura pueden ir desde una reacción alérgica, irritación, dolor punzante y localizado, protuberancia en la zona de la picadura, náuseas y vómitos, problemas para respirar, dolores de cabeza, fiebre y otras complicaciones.

Este verano parece ser especialmente propicio para la supervivencia de las garrapatas debido a que las abundantes lluvias de esta primavera y principios de verano han dado lugar a un aumento de la vegetación y, en consecuencia, a un aumento de la proliferación de garrapatas en el campo y entornos rurales.

Aunque todos podemos estar expuestos a las garrapatas en nuestra vida cotidiana o en nuestro tiempo de ocio, hay diversos colectivos de trabajadores que al desarrollar su actividad al aire libre, en bosques, jardines, campos (guardias forestales, agricultores, jardineros, brigadas, guías de montaña, monitores) o al trabajar con animales domésticos como ovejas, caballos, perros, gatos, y animales salvajes (veterinarios, ganaderos, trabajadores de hípicas, de refugios de animales, de zoológicos o parques naturales) son susceptibles de entrar en contacto con garrapatas.

CONSEJOS PREVENTIVOS

  1. Prevenir la aparición de garrapatas en los lugares de trabajo.
  • Es importante mantener los lugares de trabajo limpios de plantas, matorrales, césped alto. Retirar las capas de hojas muertas, la maleza y las malas hierbas regularmente y  fumigar aquellos lugares donde haya animales o presencia de garrapatas. Tener especial cuidado en empresas de entorno rural, anexas a campos con matorrales o bosques, en granjas o en campos de cultivos.
  • Hay que controlar la higiene de los animales domésticos, de los corrales y de los establos. Sin olvidar a los perros vigilantes de las fábricas o granjas, extremando su higiene con loción contra garrapatas y colocándoles un collar antipulgas a base de piretrina.
  • Durante los trabajos en el bosque, campos, jardines o en general en las zonas rurales, debemos llevar ropa resistente, larga que cubra los brazos y las piernas, y usar zapatos cerrados que protejan los tobillos.
  • También es conveniente vestir ropa de colores claros, que nos ayudará a detectar a las garrapatas lo antes posible.
  • Recubrir las partes descubiertas de la piel con un repelente contra los insectos (por ejemplo, que contiene DEET o permetrina u otros productos como organoclorados, organofosforados y piretrinas)
  • Tras la exposición durante nuestro trabajo, hemos de controlar minuciosamente todo el cuerpo para asegurarnos de que ninguna garrapata se haya fijado. Las garrapatas tienen predilección por lugares húmedos y cálidos (atención a las zonas sensibles como los ojos, detrás de las orejas, el cuero cabelludo, las axilas, los pliegues de la rodilla, los genitales -que son en general donde se suelen dar las picaduras localizadas).
  • Es necesario que las empresas formen e informen a las personas trabajadoras que puedan estar expuestas por sus tareas a garrapatas para sensibilizarlas si están expuestas a este riesgo y ofrecerles los equipos de trabajo y la ropa necesaria para evitar picaduras, así como productos repelentes.
  1. Actuación frente a las picaduras

* Ante una picadura de garrapata es importante no tirar de la misma, ni retirarla mediante sistemas tradicionales como algodón con alcohol, aceite o vaselina, ni tirar de ella con los dedos ni aplicar calor…

* Debemos extraer cuidadosamente la garrapata con pinzas de borde romo, sujetándola firmemente lo más cerca posible de la piel y tirar suavemente hacia arriba, sin que quede ninguna parte del animal en la piel y procurando evitar su aplastamiento. Es recomendable conservarla en un bote con papel húmedo, para poder ser analizada posteriormente en caso de darse complicaciones. No debemos esperar a que ella se desprenda sino que debemos eliminarla lo antes posible.

* Tras la eliminación de una garrapata, hemos de proceder a la desinfección de la piel con alcohol o modificado por ejemplo antiséptico clorhexidina, hexamidina o povidona yodada y lavarnos concienzudamente las manos.

* Tras su extracción puede aparecer una pequeña roncha roja, inmediatamente o dentro de las primeras 24 horas después de la picadura. Ésta es una reacción normal a la saliva de la garrapata y no significa necesariamente que haya habido contaminación por bacterias. Sin embargo, hay que vigilar la zona de la mordedura unos 30 días. Si observamos una roncha roja inflamatoria que dura entre tres a treinta días después de la picadura, debemos consultar a un médico.

* En caso de picadura de una garrapata y estar embarazada, ser una persona alérgica a las picaduras o especialmente sensible, o en el caso de tener picaduras múltiples, hay que consultar al médico inmediatamente.

Marta Juan

Enlace de interés: Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/ enfermedadesEmergentes/Crimea_Congo/Inf_recomendaciones/home.htm

Comments are closed.