La Generalitat maneja que Renfe gestione sus cercanías hasta 2010

5diasManel Nadal, secretario de Movilidad de la Generalitat, solicitó en junio que Renfe 'opere al menos hasta 2010 las cercanías de Barcelona'. La propuesta es distinta a la que ahora mantiene el Gobierno de Montilla de segregar los activos de Renfe en la comunidad para formar una empresa catalana, pero puede servir de base de entendimiento con los sindicatos de Renfe que rechazan la ruptura de su compañía.

Renfe, la operadora ferroviaria que opera las cercanías de Barcelona, tiene garantizado seguir prestando este servicio hasta el años 2010 o, eventualmente, hasta la fecha en que se produzca la liberalización de los servicios ferroviarios de pasajeros. Este es el planteamiento que defendió el pasado mes de junio el secretario de Movilidad de la Generalitat de Cataluña, Manel Nadal i Farreras, en unas jornadas sobre “el modelo de gestión ferroviaria”, organizadas por UGT y celebradas en Barcelona.

Este planteamiento, que ha sido reiterado con posterioridad por técnicos de la Generalitat en distintos encuentros mantenidos tanto con altos directivos de Renfe, como con responsables de Fomento, contrasta de manera muy evidente con la posición que ahora mantiene el propio Nadal y el Gobierno catalán.

trenrenfe2En sus negociaciones con el Gobierno central para concretar el programa de transferencias en relación con la explotación de trenes que se recogen en el nuevo Estatuto de Cataluña, la Generalitat ha exigido la creación de un nuevo operador ferroviario que se llamará Rodalies Catalunya.

En el planteamiento actual del gobierno que preside José Montilla, este nuevo operador ferroviario será heredero de los servicios, el material rodante y la plantilla que hasta ahora están asignados a la realización de los servicios de cercanías y regionales que actualmente presta Renfe en toda Cataluña, pero muy especialmente en el área metropolitana de Barcelona.

La posición oficial adoptada por el gobierno catalán en el proceso de transferencias de las competencias ferroviarias está siendo fuertemente contestada por trabajadores de Renfe. Sus sindicatos representativos entienden que la creación de una operadora en Cataluña con los activos solicitados supondría el fin de Renfe como compañía de explotación de servicios de tren.

Para oponerse a este proceso, la centrales convocaron una serie de jornadas de huelga. Las movilizaciones ahora han quedado en suspenso tras la apertura de una tanda de negociaciones cuyo objetivo es definir un nuevo modelo de prestación de los servicios de cercanías en las que se ha comprometido el Ministerio de Fomento y las propias centrales sindicales, y a las que en principio se sumó una representación de la Generalitat.

Los sindicatos de la operadora ferroviaria han indicado que, comparada con la actual posición de la Generalitat, la propuesta expresada por Manel Nadal el pasado mes de junio sobre el futuro de las relaciones entre Renfe y la prestación de servicios en Cataluña, “es una mejor base de partida para llegar a un buen acuerdo que respete los derechos de los trabajadores y garantice el mejor servicio para Barcelona y para Cataluña”.

Nadal, en las jornadas de UGT

En su intervención en las jornadas organizadas por la UGT en junio, Manel Nadal, el hombre fuerte del gobierno catalán para temas de transportes, desarrolló distintas ideas sobre el papel que debe jugar Renfe en el escenario ferroviario que alumbrará el nuevo Estatuto.

Aseguró que, una vez que se liberalice el tráfico de pasajeros en 2010 “Renfe es la compañía mejor situada para seguir prestando el servicio” a largo plazo “debido a las importantes inversiones que está realizando” en la red catalana y a que es la empresa que mejor experiencia y conocimiento tiene en esta forma de explotación ferroviaria.

Manel Nadal explicó que, en el nuevo marco de transferencia de competencias de trasferencias ferroviarias, “la Generalitat tendrá capacidad para establecer un contrato programa con el operador” (se refiere a Renfe) y mantendrá la potestad para “concursar total o parcialmente los operadores y los bienes del servicio de cercanías y regionales".

En Barcelona

El núcleo de cercanías que Renfe opera en Barcelona tiene 6 líneas que ponen en servicio 778 trenes y transportan 411.000 pasajeros al día. El número de unidades de tren disponibles es de 184 y se prevé que a final de año asciendan a 196. Las vías suman 529 kilómetros y las estaciones ascienden a 120.

Modelo para 11 núcleos en toda España

El Ministerio de Fomento, la Generalitat de Cataluña y los sindicatos de Renfe y de Adif mantuvieron el pasado viernes la reunión constitutiva del grupo de trabajo que tendrá como objetivo consensuar un modelo de explotación de las cercanías ferroviarias en todo el Estado español en el nuevo escenario en el que las competencias sobre la gestión de estos servicios van a pasar a manos de las comunidades autónomas.

Por parte de Fomento participó en el encuentro el Secretario de Estado de Transportes, Víctor Morlán. En representación de la Generalitat de Cataluña asistió Manel Villalante, director general de Transporte terrestre. A parte de los presidentes de los comités de empresa de Renfe y Adif, por parte de los trabajadores de ambas compañías asistieron directivos de UGT, Comisiones Obreras y Semaf.

La representación de la Generalitat de Cataluña finalmente no suscribió los acuerdo de constitución y se excluyo del grupo de trabajo alegando que si participaba en este foro podría entrar en incompatibilidad con los acuerdos que se adopten por la Comisión Bilateral formada entre el Gobierno central y la Generalitat para desarrollar el Estatuto catalán.

Fomento y los sindicatos alcanzaron el acuerdo de que el modelo de explotación de las cercanías que definan tendrá que ser de aplicación igual para los 11 núcleos de este tipo de servicio que explota Renfe en toda España. Acordaron igualmente que se reunirán una vez cada semana.

{mxc} 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*