La huelga de General Motors amenaza México y Canadá

elpaisLa huelga del sindicato de Trabajadores Automotores Unidos en las fábricas de General Motors en EE UU amenaza a la producción en México y ha cerrado plantas en Canadá, mientras las partes retoman las negociaciones. Más de 73.000 trabajadores de la compañía participaron ayer en el segundo día de una huelga nacional, la primera desde 1976. Los trabajadores de GM se retiraron de sus puestos de trabajo el lunes tras 10 semanas de negociaciones, consideradas cruciales para la supervivencia de la empresa que ha decidido reestructurar las operaciones en Estados Unidos que generan pérdidas. GM trata de liberarse de compromisos por planes de salud por más de 50.000 millones de dólares.

huelga_general_motors_mexico_canadaEl impacto de la paralización de más de 80 fábricas de GM en Estados Unidos ha golpeado a las plantas de la compañía en México y Canadá, que están alineadas con las operaciones estadounidenses y dependen de algunas de las instalaciones de ese país para obtener partes de los automóviles.

La producción de tres plantas mexicanas podría verse afectada por la promesa del sindicato estadounidense de camioneros de detener el transporte de vehículos a través de la frontera al mercado de Estados Unidos.

Dos plantas de GM de Ontario en Canadá han cerrado por la huelga y la compañía ha revisado la situación de otra, ha declarado un portavoz de GM en Canadá. Los representantes del sindicato de Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en ingles) y de GM retomaron ayer las negociaciones.

Un breve desencuentro

El presidente del sindicato de Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en inglés), Ron Gettelfinger, dijo ayer a la radio WJR de Detroit que la huelga puede propiciar un pronto fin al desencuentro entre el sindicato y la automotriz. "Obviamente, no queríamos ir a la huelga, pero era lo que necesitaba y en muchos sentidos puede ser bueno porque podría llevar la situación a un término más rápido. Eso espero", dijo.

Muchos analistas predicen que una huelga larga contra la mayor automotriz estadounidense es poco probable, y que las dos partes podrían llegar a un acuerdo sobre salarios y beneficios en que GM obtenga las concesiones que busca.

Pero el acuerdo no ha llegado pese a que los representantes del sindicato y de GM retomaron ayer las negociaciones. Una portavoz de la empresa dijo que las partes comenzaron a conversar a media mañana. Al mismo tiempo los trabajadores de la planta de GM en Warren en Michigan formaban piquetes con carteles en los que se leía "UAW en huelga".

 {mxc}

Comments are closed.