MCA-UGT denuncia que la Instrucción Técnica Complementaria de Ascensores atenta contra la seguridad de los usuarios

Metal, Construcción y Afines de UGT, Federación de Industria (MCA-UGT) mantuvo ayer una reunión de coordinación con representantes de la Federación en las 40 empresas más importantes de fabricación y mantenimiento de ascensores (entre ellas Schindler, Otis, Thyssen, Kone, FAI, Marvy, Pertor, Schnor, etc.) al objeto de analizar la nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) de Ascensores, publicada el pasado 22 de febrero en el BOE, que presenta, a nuestro juicio, importantes deficiencias y carencias que pueden poner en peligro la seguridad de los usuarios de ascensores, además de rebajar la calidad del servicio de mantenimiento que se presta y de precarizar aún más las condiciones laborales de los trabajadores del sector.

MCA-UGT lamenta que la nueva Instrucción se haya redactado a espaldas de los sindicatos, a quienes no se les ha consultado en ningún momento su opinión al objeto de contribuir a mejorar la seguridad y calidad del servicio que se ofrece a los ciudadanos, y advierte que la entrada en vigor de la ITC va a suponer una importante pérdida de empleo, cifrada en más del 30%, en un sector que está siendo especialmente castigado por el desempleo y la crisis de la construcción.

Tras realizar un análisis exhaustivo de la instrucción, MCA-UGT considera que el texto debe revisar los siguientes conceptos:

1.     La Guía Técnica debe ser vinculante

2.     Propietario de ascensor:

  • El titular del ascensor (particular o comunidad de propietarios) debe recibir información sobre lo que debería contener la revisión de sus ascensores, al objeto de que pueda concretarlo e introducirlo en la redacción de sus respectivos contratos de mantenimiento con las empresas.
  • Esta iniciativa tendrá efectos positivos sobre el empleo y su calidad, al obligar a realizar una serie de trabajos en la operación de revisión del ascensor.
  • También contribuirá a que las “empresas serias” puedan defenderse de las “piratas” que pueden tener la tentación de no realizar las operaciones de revisión y comprobación en el mantenimiento de los ascensores.

 3.     En relación a la cualificación de personal con capacidad de ofrecer servicio de mantenimiento:

  • Establecer un organismo de certificación que avale la cualificación con criterios objetivos.
  • Posibilitar al trabajador certificarse de forma independiente de la gestión que –a priori- deba ser realizada por la empresa de mantenimiento

 4.     Plazos de revisión:

  • Clarificar con el Ministerio de Industria el concepto “parada” definido en la ITC, pues su definición varía en el contexto de la Construcción y del Sector de Elevación.
  • Cap. 5.3.2.1 (“…ascensores unifamiliares..”), establecía en el borrador inicial 3 meses y en la versión definitiva se ha considerado 4 meses.
  • Cap. 5.3.2.2 (“..uso público: 4 paradas/antigüedad inferior a 20 años…y uso residencial: 6 paradas), considera frecuencia de revisión cada 1,5 meses, sustituyendo a la directriz anterior fijada en frecuencia de 1 mes.

El mayor volumen de ascensores que existe en el mercado corresponde a este tipo de ascensores y la reducción en la frecuencia de revisión provocará la mayor incidencia en el sector. Peligran con este Real Decreto del PP los puestos de trabajo del 30% de la plantilla del sector de mantenimiento, según informan las propias empresas, a las secciones sindicales de UGT.

 5.     Subcontratación

  •  Se debe prohibir la existencia de subcontratación de servicios de mantenimiento, para garantizar una mayor seguridad de los usuarios y trabajadores.

 6.     Cap. 9.1: “Personal mínimo de un conservador, bajo la dirección técnica de un técnico titulado”

  • ¿Es suficiente este equipo de trabajo para garantizar la seguridad y el correcto servicio de mantenimiento?

 7.     Cap. 10:  “La empresa conservadora no podrá facilitar, ceder o enajenar certificados de actuaciones no realizados por ella misma”

  • ¿Cómo se garantiza el cumplimiento de este precepto?

 8.     Modificaciones importantes en el ascensor:

  • Cap. 9.1.1.: Revisar alcance y elementos donde no se exige la intervención de organismo de control (reseñados con **  )
  • Cap. 10.2 y 10.2: El técnico facultativo de la empresa conservadora sustituye al organismo de control (independiente) para certificar la modificación. Se trata de una clara disposición contraria a la seguridad.

 9.     Plazos de inspección:

  • ¿Por qué se aplica diferente criterio a las revisiones y a las inspecciones?

o   Revisiones: basado en el número de paradas y uso (Cap. 5.3.2.2)

o   Inspecciones: basado en el número de viviendas y uso (Cap. 11.2.1.2)

 10.  Cap. 11.5.2.2.: Corrección de defectos graves

  •  Se establecen 6 meses de plazo para corregir las deficiencias graves que se hayan detectado durante una inspección, lo que supone un plazo excesivo por el riesgo de accidente que puede ocurrir durante tal periodo.

 11.  Protocolos de actuación (Anexo VI):

  •  No se incluye la revisión de la Serie de Seguridad del ascensor.

 12.  Comisión Nacional de la Competencia:

  • La presente ITC no ha incluido el alcance y comentarios establecidos por el C.N.C.

 13.  Pautas de actuación en mantenimiento:

  • No se regulan los trabajos a realizar en las revisiones, por lo que las empresas de mantenimiento aplicaran un criterio de mínimos con el fin de reducir costes.
  • ¿Podría ser esta guía una forma de introducir, al menos, alguna orientación sobre las áreas de revisión y mantenimiento a realizar en cada intervención de los técnicos?
  • En el RAE (BOE 22592 de fecha 23 de septiembre de 1987, Art. 16.3.2b), se incluye una pauta para garantizar un técnico de servicio (operario cualificado con categoría de oficial), por cada 75 ascensores y la nueva ITC debe mantener esta disposición para garantizar la seguridad y calidad del servicio de mantenimiento.

Comments are closed.