Papá Noel y la prevención de riesgos laborales

Se acerca la Navidad. Y en la Oficina Técnica para la Prevención de Riesgos Laborales (OTPRL) de la UGT de Catalunya estamos preocupados por la seguridad y la salud de Papá Noel (no vaya a ser que tenga un accidente o una enfermedad profesional y no pueda traernos nuestro regalo, que este año hemos sido buenos). Ya sabemos que como trabajador autónomo sin trabajadores a su cargo no tiene que disponer de un sistema de gestión de la prevención. Pero como técnicos de prevención nos vemos en la obligación de informarle de sus riesgos y hacerle recomendaciones preventivas.

En primer lugar, la seguridad del trineo es un motivo de preocupación, ya que nos encontramos con una serie de riesgos que no están presentes en otras industrias reguladas de transporte. El trineo que no está homologado ni dispone de marcado CE, no dispone de cinturones de seguridad ni de sistema radar con el fin de no colisionar en un espacio aéreo cada vez más congestionado, ni dispone de copiloto en caso de indisposición. Cabe recordar que en caso de choque de trineo, se trata de un accidente en misión, ya que habría ocurrido durante la realización de su trabajo, no in itinere (ocurrido en el trayecto de ida o vuelta de su domicilio al trabajo).

Así mismo, la naturaleza del trabajo de Papá Noel exige que se realice un gran volumen de tareas en un periodo limitado de tiempo, lo que probablemente genere estrés laboral. Se calcula que Papá Noel trabaja unas 36 horas seguidas (hecho prohibido por la OIT) y cruza las 24 zonas horarias de la Tierra, por lo que además de agotamiento físico y mental, sufrirá un jet lag significativo.

Por otro lado, queremos advertir que Papá Noel tiene un riesgo cardiovascular elevado debido a la sobrecarga de trabajo, el estrés y el sobrepeso visible. Es por ello que, además de introducir cambios organizativos, recomendamos a los clientes de Papá Noel que cambien el tradicional cuenco de leche y galletas por alimentos más bajos en calorías como palitos de pan con cereales o fruta.

Quedan muchos riesgos por comentar: riesgo de caída en altura desde los tejados; quemaduras en caso de que una chimenea esté encendida; riesgo de cáncer por inhalación de hollín; recibir una cornada, coz o un mordisco de los renos; manipulación manual de cargas al cargar y descargar millones de regalos —muchos de ellos sobrepasando los pesos máximos permitidos—; estrés por calor por exceso de abrigo en el ecuador y zona sur del planeta; gestión de la edad avanzada; trabajo en solitario; limitación del acceso a la atención médica en determinadas zonas del planeta; riesgo de agresiones por parte de los tres Reyes Magos por intrusismo, y un largo etcétera.

Os invitamos a reflexionar sobre ello.

¡Feliz navidad y feliz 2018!

Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de la UGT de Catalunya

 

 

Comments are closed.