TVE en Girona: trabaja o revienta

girona

Font: UGT RTVE 

Los compañeros de la Unidad Informativa de Girona llevan ya meses soportando una obra en sus instalaciones, con ellos dentro intentando sacar su trabajo adelante en unas condiciones deplorables, entre polvo y ruidos, en medio de una actividad ajena y molesta, sin que nadie de la empresa aporte ninguna explicación ni informe de plazos o tiempos.

Hasta aquí más de lo mismo, más del despropósito de la dirección en Sant Cugat y en Madrid, pero la obra se ha parado a principios de julio, alcanzando una nueva cota de incompetencia a la hora de abordar cualquier gestión. Los compañeros permanecen hacinados en un despacho, rodeados de polvo y soportando las molestias de unas obras inacabadas, sin tener ni la más mínima idea sobre los plazos de reinicio o finalización de esta eterna obra. Todos defendemos y exigimos la mejora de nuestros centros, por supuesto, pero no puede ser a costa de la salud de los trabajadores, de la desinformación y del desprecio hacia quienes allí trabajan. Las obras se abordan para mejorar las condiciones de trabajo, la eficacia y el resultado de nuestros profesionales… no para esto.

Hemos sufrido tres olas de calor este mes de julio, con días en los que la temperatura en la redacción de Girona ha superado los 40 grados, a pesar de que se han instalado algunos “pingüinos” como medida de emergencia, motivo más que suficiente para que el área de Salud y Prevención cierre de forma inmediata la Unidad Informativa, hasta que se den las condiciones de seguridad suficientes para que los trabajadores puedan desempeñar su labor. No lo decimos nosotros, lo dice la legislación y la más mínima sensibilidad en materia de Prevención y Salud laboral, y también el sentido común.

Advertida está la dirección, si pasa cualquier cosa a los trabajadores de esa Unidad ya sabemos de quien son las responsabilidades civiles y penales, y ante cualquier duda pueden consultar las leyes en esta materia, esas que deberían conocer y respetar.

Los sistemas de climatización antiguos no funcionan, y los nuevos no se han puesto en marcha. La nefasta gestión que han realizado nos ha llevado a un callejón sin salida en Girona que tendrán que resolver cumpliendo la ley, y ésta no contempla la opción actual: trabaja o revienta.

En Girona, como en otras muchas Unidades, se están abordando obras de adecuación para unificar RNE Y TVE, pero con decisiones demenciales que nadie en su sano juicio puede entender, porque ¿cómo se puede justificar que al abordar las obras no se retire una moqueta y unos revestimientos que llevan décadas sin una limpieza adecuada, y que acumulan miles de partículas que pueden afectar a la salud de los trabajadores? Lo denunciaremos ante la Inspección de Trabajo, sí tan seguros están de que no hace falta cambiarlos que los pongan en los despachos de San Cugat, en los de Patrimonio o en el del Director General Corporativo.

Los compañeros de la Unidad Informativa de Girona no se merecen este desprecio de la dirección, no se merecen que estén manejando informes sobre esta situación desde hace semanas sin abordar ninguna solución.

La dirección de Patrimonio, que debería controlar cuanto sucede en las obras y aportar soluciones, ya ha demostrado con creces su incapacidad, y lo único que puede aportar ya a RTVE es su dimisión, tras un año en el que podemos decir alto y claro que la ineficiencia y la incompetencia ha sido su denominador común (Bilbao, Valencia, Madrid, Cartagena…).

Comments are closed.